sábado, 9 de agosto de 2014

A menudo los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después.

Estoy tratando de decirte que me desespero de esperarte, que no salgo a buscarte porque sé que corro el riesgo de encontrarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario