lunes, 19 de agosto de 2013

Te tengo en mi cabeza y te prefiero en mi almohada.

Sangra por los dos o guardarme del frío, todo por unos labios que me curen las heridas de los míos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario